Recinto es una pequeña ciudad en medio de una exuberante y hermosa naturaleza, rodeada por empinados cerros cubiertos por gran variedad de  flora nativa, con ríos y vertientes de aguas cristalinas que dan frescura, alegría y vida al lugar.

Con una elevación de solamente 780 mts. sobre el nivel del mar Recinto goza de un clima relativamente moderado. En Verano es caluroso durante el día; pero en la noche, el aire fresco y puro de la montaña, permite un agradable sueño. En Invierno las nevazones son escasas y suaves, nunca llegan a obstruir la salida hacia Chillán, la ciudad grande más cercana.

Para quienes disfrutan observando la Naturaleza y requieren de un verdadero descanso y de un reencuentro consigo mismos, Recinto ofrece condiciones excepcionales. Cualquier pequeña caminata resulta interesante y de hecho, hay numerosos lugares que vale la pena visitar:

  • Cajón del río Chillán, con su espectacular Salto de Los Pellines, Salto del Aro, Espejo de la Luna, etc.
  • Río Diguillín y entrada a la Reserva Ñuble
  • Termas de Chillán, Valle Hermoso y Shangri La
  • Mirador El Cerrillo
  • Salto del Renegado
  • Bosque El Oculto
  • El Macal